<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=1029321&amp;fmt=gif">

6 errores que dañan tu employer branding

A pesar de múltiples esfuerzos, ¿Atraes perfiles que no cumplen realmente con tus expectativas? 🤔

 

Sigue cuidadosamente uno o varios de estos errores y te asegurarás de recibir las candidaturas más irrelevantes.

Pero, si lo que quieres es cambiar tu estrategia, mejor sigue las soluciones que te proponemos 😜

1. Publicar ofertas de empleo genéricas:

Al publicar y difundir anuncios genéricos, obtendrás solicitudes igual de genéricas. 

Se trata de un error común, pues se quiere atraer al mayor número de candidatos posible y no  publicar criterios demasiado específicos para no disuadir a nadie. Al hacer esto, efectivamente recibirás muchas candidaturas... pero no necesariamente de perfiles cualificados.

La solución

Si quieres afinar tus criterios, atraer a más candidatos relevantes y evitar perder demasiado tiempo clasificando CVs, debes redactar una oferta fiel a la descripción del puesto. Expectativas, habilidades, formación, certificaciones... hay que ser lo suficientemente preciso/a para una mejor orientación de las candidaturas. Esto facilitará la preselección

2. Utilizar canales de reclutamiento incorrectos:

Utilizas los canales de difusión a los que estás acostumbrado/a para cada uno de los anuncios. No conoces la audiencia específica de cada canal (portales de empleo, redes sociales, etc.) pero crees que recibirás un determinado número de solicitudes pase lo que pase.

No estudiar el rendimiento de cada una de las herramientas de difusión en función del público target es un error muy común. 

La solución

¡Selecciona los canales correctos para encontrar los perfiles correctos!

La difusión de ofertas de trabajo en los portales de empleo sigue siendo el canal por excelencia para encontrar candidatos, ya que el 89% de los reclutadores los utilizan. Sin embargo, existen grandes disparidades entre  los perfiles de los usuarios de cada una de ellas. Lo mejor es estudiar a su público antes de publicarlo en todas partes. 

3. Proponer un proceso de reclutamiento interminable:

Entre la fase de preselección de los CV y la organización de numerosas entrevistas telefónicas, el proceso de contratación en una empresa puede superar fácilmente el mes. Según  la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos (SHRM) el tiempo promedio medio de contratación es de... ¡41 días!📅

Un proceso de contratación demasiado largo y/o mal estructurado supone un problema porque en estas condiciones se te podrán escapar un buen número de perfiles cualificados ; que sin duda favorecerán a otra empresa más reactiva…

La solución

Reduce el proceso de contratación a menos de 3 semanas ofreciendo a los candidatos la oportunidad de realizar una vídeo entrevista en diferido. El vídeo grabado por el candidato puede distribuirse a todas las personas implicadas, que podrán verlo y dar su opinión rápidamente. Esto reducirá drásticamente el número de entrevistas y acortará el proceso.

4. Ocultar el proceso de reclutamiento:

No conviene dar detalles del proceso de contratación a los candidatos, ya que éstos suelen  cambiar en función de las necesidades. Para los candidatos seleccionados, el proceso puede ser rápido. Para los demás, depende...

Aproximadamente el 99,9% de los candidatos no obtendrá el puesto. Esta abrumadora mayoría no tendrá una buena experiencia como candidato durante las etapas clave del proceso

La solución

Al estructurar mejor el proceso de solicitud, con etapas y plazos claros, puedes ofrecer a los candidatos una perspectiva que evitará la frustración nacida de no saber qué esperar. Si es necesario ampliar el plazo de contratación, la comunicación periódica mantendrá al candidato interesado. 

5. Concentrarse en los candidatos que están activamente buscando trabajo:

Para cada nueva oferta, el reflejo suele ser el de poner anuncios online para llegar a los candidatos externos, a menudo en búsqueda activa. Seguro que encontrarás perfiles disponibles y cualificados para el puesto a cubrir, pero no son los únicos.

La solución

Hay algunos perfiles muy interesantes en tu repositorio de candidatos. Estos perfiles ya conocen la empresa porque han presentado su candidatura anteriormente. Su coste de adquisición se reduce drásticamente porque ya se encuentran en la base de datos. Existen herramientas automatizadas de precalificación que facilitarán la búsqueda. 

6. Tener una marca de empleador anticuada:

La empresa evoluciona con los lanzamientos de nuevos productos, pero la marca de empleador y el portal de empleo de tu sitio web no han cambiado en años (presencia mínima en las redes sociales, portal de empleo no compatible con los móviles, etc.). 

La solución

Configura un portal de empleo inteligente que permita a los candidatos presentar su solicitud sin un CV a través del móvil, realizar búsquedas geolocalizadas o guardar las búsquedas. 

Si no logras atraer perfiles específicos, invierte en un blog en tu portal de empleo para presentar  la empresa, sus valores y su experiencia en el sector. 

New call-to-action

¿Eres culpable de alguno de estos 6 errores que te garantizan atraer toda clase de candidatos menos la correcta? ¿Estás listo/a para un cambio de estrategia?