<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=1029321&amp;fmt=gif">

¿Por qué la inteligencia emocional se ha vuelto esencial en los negocios?

Si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, pensará toda la vida que es un inútil”, dijo Albert Einstein a principios del siglo XX.

Muchos creen que el coeficiente intelectual es un buen criterio para juzgar la inteligencia de un individuo. Sin embargo, el coeficiente intelectual es muy restrictivo en relación a todas las capacidades humanas (y animales) que existen.

Entonces, por ejemplo, ¿sería relevante juzgar a una niñera por su capacidad para resolver una ecuación de segundo grado?

Meritocracia clásica

Los llamados sectores de excelencia continúan confiando en IQ para seleccionar y capacitar a sus estudiantes. Luego, las empresas intentan seducir a estos "jefes bien hechos" para que se unan a sus filas tan pronto como abandonen la universidad.

También nos encontramos estudiantes de campos más tradicionales, que tendrán que demostrar su valía en los negocios (y en entrevistas), por no haber realizado estudios notables.

Finalmente, ¿qué pasa con los solicitantes con poca educación o no aptos para el sistema escolar? ¿Dejaron de seguir una educación superior porque sus habilidades intelectuales les impedían hacerlo?

¿Realmente tienen un coeficiente intelectual bajo o es su forma de inteligencia la que no ha sido evaluada por los métodos de evaluación convencionales?

¿Serán posteriormente excluidos del proceso de selección?

Parece ser el caso.

De hecho, las empresas todavía no parecen ser capaces de evaluar con precisión otras formas de inteligencia, incluida la inteligencia emocional.

 

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad de percibir, controlar y evaluar las emociones y de comportarse frente a las complejidades de las interacciones interpersonales.

En su libro “Inteligencia emocional” (1995), Daniel GOLEMAN ofrece un modelo que explica los pilares de la inteligencia emocional:

Habilidades personales:

  • La autoconciencia es la capacidad de tomar conciencia del interior de uno mismo. Escuchar estados de ánimo y pensamientos internos relacionados con la conciencia te ayudará a conocerte a ti mismo.
  • El autocontrol es la capacidad de adaptar tus emociones a cada situación, la capacidad de controlarlas y no negarlo. Esta cualidad se basa en la observación, la escucha y la comprensión. En los negocios, un buen autocontrol te permite estar abierto a ideas e información nueva o diferente.
  • La motivación interna es el conjunto de capacidades emocionales que permiten alcanzar un objetivo a pesar de los obstáculos. Esta capacidad es útil en la gestión de proyectos o para iniciar un negocio, por ejemplo.

Habilidades sociales:

  • La empatía te permite ver una situación desde el punto de vista de otra persona. Es la capacidad de descifrar los sentimientos, preocupaciones y necesidades de los demás. La empatía permite así mantener relaciones armoniosas con el mayor número de personas posible.
  • Las habilidades sociales incluyen todas las facilidades relacionadas con la comunicación. Ser un buen comunicador en una empresa puede inspirar o guiar equipos.

Inteligencia emocional al servicio de la performance

Daniel GOLEMAN demuestra cómo estas 5 aptitudes que conforman la inteligencia emocional son fundamentales en los negocios, ya que éstas permiten a un individuo adaptarse, integrarse y comunicarse mejor dentro de un colectivo (¡incluso cuando está teletrabajando!).

El investigador realizó una encuesta en profundidad a 200 empresas estadounidenses para observar la evolución del desempeño empresarial en base a la inteligencia emocional. Encontró que el 60% de la performance estaba relacionado con las habilidades emocionales de sus empleados.

Por el contrario, descubrió que solo el 20% de los que tenían peor performance tenían una alta inteligencia emocional.

Desde la década de 1990, son numerosos los estudios realizados acerca del tema y confirman esta tendencia.

 

El mejor aliado para adaptarse

En la encuesta de Capgemini de 2019 sobre habilidades emocionales ante el auge de la inteligencia artificial, se observa que la rápida evolución de las profesiones y la incapacidad para automatizar determinadas tareas hacen que la IA sea fundamental. Los 750 gerentes entrevistados en este estudio predicen que la demanda de habilidades emocionales se multiplicará por seis en los próximos 5 años.

A medida que la inteligencia artificial continúa avanzando y redefiniendo los tipos de habilidades que buscan las empresas, depende de los humanos adaptarse y aprender rápidamente.

Puede que sea hora de que los reclutadores examinen más de cerca la inteligencia emocional y no las habilidades puras. Parece que este es un buen indicador para predecir el éxito futuro de un candidato.

Por ejemplo, el Grupo Publicis ha incorporado estos elementos en sus criterios de selección. Para la agencia de publicidad, la forma en la que un individuo reacciona al conflicto o se adapta al cambio, es tan importante como sus habilidades técnicas.

hj-barraza-l2Eb_cV6a7A-unsplash-1

Las cualidades de los talentos del grupo se definen así en torno a 3 formas de inteligencia.
 

Y tú, ¿cómo mides la inteligencia artificial de tus candidatos?

 

New call-to-action