<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=1029321&amp;fmt=gif">

¿Cómo se ha impuesto y se va a mantener la contratación virtual?

¿Cómo se ha impuesto y se va a mantener la contratación virtual?

Las medidas de confinamiento y la generalización del teletrabajo provocadas por la epidemia del COVID-19 han llevado a numerosas empresas a repensar su proceso de contratación.

Así, la imposibilidad de poder realizar una entrevista cara a cara las ha empujado a acelerar su transformación digital y a optar por entrevistas virtuales.

Gracias a las aplicaciones de videoconferencias, los responsables de RH han sido capaces de reclutar a candidatos sin haber podido conocerlos en persona.

Aunque para algunos este cambio de método se ha producido de repente y hay quien se lo mira con reservas, la mayoría se ha dado cuenta de lo evidente: es perfectamente posible encontrar un buen candidato a pesar de la distancia física.

Todo lo que siempre quisiste saber sobre la videoentrevista

De la necesidad a la innovación

La fase de entrevista generalmente comporta un buen apretón de manos entre el candidato y el reclutador, su futuro jefe, y el resto de miembros del equipo, así como una visita a las instalaciones.

Sin embargo, con la llegada del confinamiento en marzo de 2020, todas estas costumbres se interrumpieron bruscamente. Nada de desplazamientos. Nada de encuentros físicos. Las actividades humanas reducidas al mínimo estricto. La contratación se convirtió en una actividad «no esencial».

En este periodo inédito, las empresas han tenido que innovar para seguir contratando.

Muchas de ellas han optado por programas como Zoom o Teams. A pesar de que el análisis de la comunicación no verbal se haya visto truncado (una parte de la gestualidad escapa al estudio del reclutador), las condiciones de estas entrevistas son lo más parecido a la entrevista física.

Sin estar en tiempos de crisis, este método ya se utilizaba cada vez más. Aun así ha experimentado un boom extraordinario de más del 40 % durante el confinamiento y estas cifras se mantienen. Más allá de la crisis sanitaria, los reclutadores han podido constatar que esto les permite ahorrarse tiempo tanto a ellos mismos como a los candidatos.

Todavía más innovadora, la entrevista por vídeo diferido encuentra cada vez más adeptos. Por ejemplo, la solución Visiotalent permite a los candidatos responder a preguntas predefinidas en formato vídeo, que luego es visionado por los reclutadores.

Flexible para el candidato (de esta forma dispone de varios días para grabar sus respuestas), la entrevista mediante vídeo diferido evita desplazamientos para realizar una entrevista física en la primera fase de contratación. El proceso es sencillo y ahorra tiempo a los reclutadores que así preseleccionan más rápidamente a los candidatos.

Efectivamente, para ciertos tipos de puesto el vídeo puede reemplazar el CV y la entrevista telefónica clásicos. El ahorro de tiempo en estos casos es considerable.

 

Resituar a la persona en el centro del proceso

Lo digital ha alterado la contratación desde ya hace tiempo hasta tal punto que su utilización está completamente asimilada por los candidatos. En efecto, el 89 % empieza su búsqueda en las páginas webs de empleo.

Pero una vez se ha enviado el CV, el proceso de contratación sigue un proceso inmutable: envío de CV, carta de presentación, entrevista telefónica, reunión física.

Las soluciones digitales van transformando poco a poco este orden establecido para ofrecer una experiencia innovadora y muy flexible tanto a candidatos como a reclutadores.

El tiempo que no se invierte en organizar y planificar los encuentros en persona permite concentrarse en otras tareas como… el intercambio humano con los candidatos.

La experiencia también ha demostrado que la contratación virtual permite diversificar el perfil de los candidatos, y con ello la eficacia y la calidad de la contratación para los reclutadores. Al no basarse ya en el CV sino más bien en las soft skills, ciertos candidatos se revelan como perfiles muy buenos.

La contratación virtual empieza a generalizarse en los procesos de contratación de las empresas. Y mientras que el teletrabajo parece tener sus límites para muchos colaboradores, la contratación a distancia ha convencido a una gran cantidad de candidatos. (El 60% de las personas interrogadas durante nuestro barómetro de mayo de 2020 han encontrado positiva la experiencia.)

New call-to-action