<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=1029321&amp;fmt=gif">

Assessment center : 8 razones para integrarlo en tu estrategia de RR. HH.

El assessment center (o « centro de evaluación ») es un método de evaluación que sirve para medir en profundidad las competencias de los candidatos durante el proceso de reclutamiento o para determinar el potencial del capital humano interno.

A continuación, 8 buenas razones para incluir el assessment center en tu estrategia empresarial.

1. Evaluar para reclutar mejor

Durante el reclutamiento, puede ser difícil elegir correctamente entre dos perfiles cualificados con competencias similares.

El assessment center permite diferenciar a los candidatos de forma objetiva al centrarse en sus competencias de comportamiento e interpersonales. En otras palabras, se trata de un método fiable para evaluar a los candidatos basándose en su potencial y no en su experiencia. 

«¿Se adaptará a su ambiente de trabajo? ¿Conseguirá familiarizarse con la cultura de la empresa? ¿Será capaz de controlar sus emociones en situaciones de estrés? ».

Las respuestas a estas preguntas no se encuentran en un CV y en ocasiones, la entrevista no es suficiente para detectar los rasgos de personalidad. El assessment center aporta un análisis completo del perfil del candidato ya que elimina los sesgos cognitivos asociados al reclutamiento. Por lo tanto, aporta seguridad al reclutador durante la toma de decisiones.

2 - Limitar el coste de los malos reclutamientos

Un reclutamiento puede ser considerado un fracaso cuando un empleado dimite entre 12 y 18 meses después de haber sido contratado.

Por lo tanto, esto significa que el reclutador puede haber evaluado mal al candidato, y esta mala elección acarrea consecuencias para la empresa.

Entre la remuneración del trabajador, el tiempo dedicado al reclutamiento y a la formación, el onboarding del empleado, la inversión en equipos…¡A veces el coste de la factura es elevado! Al integrar el assessment center en tu proceso de reclutamiento tendrás garantizada la fiabilidad de la evaluación, con test o juegos de rol, y la reducción de errores de casting. Especialmente cuando se trata de puestos de trabajo de elevada responsabilidad. 

 3 - Favorecer la diversidad y la igualdad de oportunidades en la empresa

Numerosos indicadores lo demuestran: la diversidad de perfiles en la empresa promueve el rendimiento y la competitividad.

Sin importar el título, la trayectoria profesional o el coeficiente intelectual de los empleados, la diversidad es la fuente de eficacia colectiva, de motivación y de innovación.

A las empresas les conviene dejar atrás los procesos de reclutamiento tradicionales y favorecer la igualdad de oportunidades. De tal manera que, a través del assessment center, los candidatos puedan expresar con claridad su saber hacer y saber estar, a través de la evaluación de competencias profesionales en el ámbito laboral. 

Hoy en día, las soft skills son cada vez más importantes: el espíritu crítico, la flexibilidad, la creatividad, la empatía o la amabilidad, forman parte de los nuevos criterios de búsqueda, y estos permiten darle una oportunidad a perfiles más diversos e incluso atípicos.

4. Descubrir talentos dentro de la empresa

¡El assessment center también te ayudará a descubrir talentos! Gracias a este dispositivo, las empresas pueden realizar un diagnóstico completo de las competencias internas. Esta gestión de talentos no se limita exclusivamente a perfiles con gran potencial que desean orientarse a otros puestos de trabajo.

Por ejemplo, un empleado curioso y autodidacta, pero discreto, que solo desea crecer y aprender, también podrá disfrutar de las ventajas de este dispositivo; entre ellas, la posibilidad de destacar sus cualidades.

5. Identificar el deseo de formación para el desarrollo de competencias

Formar a tus empleados es un medio eficaz para asegurar el desarrollo de tu empresa, aumentar la productividad, incrementar el rendimiento o incluso para desarrollar las competencias transversales de tus empleados.

Gracias al assessment center es posible elaborar un plan de formación adecuado basado en la identificación de las competencias que hay que desarrollar. No olvides que los empleados se sienten mucho más implicados en la estrategia de su empresa cuando participan en formaciones especializadas, coaching o tutorías.

6. Propiciar la movilidad interna y potenciar el capital humano


Una empresa en pleno crecimiento a veces se encuentra con dificultades para reclutar rápidamente. El motivo: un mercado ajustado y escasez de talento. ¿Por qué no apostar por la movilidad interna? ¡Puede que el perfil ideal no esté tan lejos como pensabas!

El assessment permite a los equipos de RR. HH. conocer en detalle el potencial de sus talentos internos al instante y proponer cambios de puesto de trabajo a los más motivados. A su vez, las crisis económicas pueden convertirse en fantásticas oportunidades para las empresas que deben adaptar su organización interna. Por lo cual, la movilidad se convierte en un trampolín para a perfiles cuyo potencial ha sido detectado en los tests de evaluación.

7 - Detectar las aptitudes directivas de los empleados

Toda empresa que quiera proyectarse en una estrategia de crecimiento, debe implementar una política de “Gestión de Previsión de Empleos y Competencias” (GPEC), con la finalidad de anticipar, identificar y planificar el desarrollo y la gestión de talentos.

Entre las preguntas que debes hacerte con antelación: «¿Disponemos de talento y competencias necesarias para afrontar los próximos desafíos? Entre los empleados más prometedores, ¿cuáles poseen el potencial necesario para desenvolverse en puestos directivos y estratégicos?»

Por lo tanto, el uso de test de personalidad o de evaluaciones en el ámbito laboral, es muy eficaz para evaluar el liderazgo, la determinación, la adaptabilidad o el rendimiento de un empleado.

8. Desarrollar la marca del empleador y reducir el turnover

Una empresa que escucha a sus empleados y que ofrece perspectivas de progreso profesional, transmite inevitablemente una imagen positiva. El hecho de favorecer el potencial de los empleados, de desarrollar sus competencias y de implicarlos en la dinámica de la empresa permite valorizar la marca del empleador. 

Un empleado feliz, es un empleado involucrado, fiel y a menudo más productivo. ¡No dejes que se vaya de la empresa, haz que se convierta en  el mejor embajador de tu marca!